18 may. 2011

~16

Aquel día desperté a su lado...
Desperté viendo su suave piel,
viendo su hermosa sonrisa,
sintiendo su suave respiración.
Recorrí con mi dedo cada rincón de su cuerpo,
después le bese suavemente los labios.
En ese momento, despertó.
Y sus ojos me regalaron un perfecto despertar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario